Todo sobre las Grasas – La importancia de las grasas esenciales: Omega 3 y Omega 6 – Parte 5

Es tan importante y fundamental lo que explicaré en este artículo, que me gustaría que le prestes especial atención, ya que es un eje esencial al momento de realizar una dieta personalizada, pero además, porque es uno de los pilares para lograr buenos hábitos alimenticios.

En el artículo anterior, te expliqué sobre los tipos de grasa y también, sobre las grasas esenciales (Omega 3 y Omega 6), y sus enormes beneficios. Pero ahora entenderás este tema más a fondo:

El Omega 3 y el Omega 6, reciben el nombre de grasas o ácidos grasos esenciales, ya que nuestro organismo no es capaz de producirlo a partir de otros elementos, por lo que tenemos que incorporarlo a través de nuestra dieta. A diferencia del ácido graso Omega 9 (grasa monoinsaturada no esencial) que si bien se puede encontrar en algunos alimentos (como el aceite de Oliva), el mismo organismo puede fabricarlo a partir de otros ácidos grasos. Esta es una lista de las importantes funciones y beneficios de consumir ácidos grasos esenciales:

  • Controlan la producción y respuesta celular frente a la insulina
  • Disminuye el colesterol malo y aumenta el colesterol bueno
  • Mejoran el oxigeno en la sangre por vasodilatación
  • Tienen propiedades antiinflamatorias en el organismo
  • Regulan la coagulación sanguínea
  • Mejora la absorción de vitaminas solubles en grasa
  • Son esenciales para la producción energía
  • Mejora y mantiene la membrana celular
  • Suprime la producción de cortisol
  • Mejora la textura de la piel
  • Ayuda a la salud cerebral y de visión
  • Tienen propiedades anticancerígenas (especialmente cáncer de colon, de próstata y de mama)
  • Son anabólicas (promueven el crecimiento celular: ¡lo que se traduce en mayor crecimiento muscular!)
  • Incrementa y acelera el metabolismo
  • ¡Ayudan a quemar grasas!

Esta lista es increíble, ¿No?. Entonces el paso siguiente sería comenzar a consumir alimentos que contengan este tipo de grasas y ¡todo irá bien!. Pues, no es tan simple y me gustaría explicarte la importancia de la correcta ingesta de las grasas esenciales, ya que hay un lado negativo en todo esto: cuando se consumen en una proporción inadecuada, podrían repercutir de forma negativa en nuestra salud. Para comprender esto, explicaré antes cada ácido graso:

Importante: lo que explicaré a continuación, es un poco más técnico de todo lo que hemos visto anteriormente. Siempre me gusta mantener las cosas simples, pero a medida que avancemos en los artículos es necesario que de apoco incorporemos conocimientos un poco más profundos.

Ácidos grasos Omega 3

El ácido graso Omega 3, es un tipo de grasa poliinsaturada esencial que se concentra el nuestro cerebro y el sistema nervioso. El Omega 3 se conoce también por Ácido Alfa Linolénico (ALA) y a partir de este se puede subdividir en varios tipos, los más conocidos son: Ácido Eicosa Pentaenoico (EPA) y Ácido Docosa Hexaenoico (DHA). Cada uno de estos ácidos tiene enormes beneficios para la salud: el DHA por ejemplo, contribuye directamente a la comunicación entre las neuronas del cerebro y las protege de las sustancias dañinas, por otra parte el EPA es precursora de una hormona llamada Prostanoides Serie 3, que regulan los procesos de coagulación sanguínea, regula los procesos inflamatorios y tiene efectos vasodilatadores, lo que se traduce en que todo nuestro organismo reciba más oxígeno por cada inspiración.

Como he explicado, el Omega 3 (ALA) se puede encontrar en vegetales, semillas y granos, pero algunos tipos de pescado y en menor cantidad en la yema del huevo, tienen directamente EPA y DHA. Es por esta razón que muchos profesionales de la salud, recomiendan consumir pescados como fuente de Omega 3 (específicamente de EPA y DHA). Pero personalmente no estoy totalmente de acuerdo, ya que los productos de origen animal, como los pescados contienen proteínas ácidas que son totalmente dañinas para nuestra salud (explicaré este tema en el siguiente artículo), además, el cuerpo puede fabricar EPA y DHA desde el ALA.

Ácidos grasos Omega 6

El ácido graso Omega 6, es otro tipo de grasa poliinsaturada esencial. El Omega 6 se conoce también por Ácido Linoleico (LA), del cual el cuerpo fabrica Ácido Gamma Linolénico (GLA) y Ácido Araquidónico (AA). El Omega 6 y su subtipos también juegan un rol importante en nuestra salud. Pero hay que tener consideración algo importante: el GLA es precursor de la hormona Prostanoides Serie 1, que tiene efectos muy parecidos a los Prostanoides Serie 3 (los de Omega 3), regulando procesos de coagulación, anti-inflamatorios y antiarrítmicos. Acá viene lo importante: el AA promueve la hormona Postranoides Serie 2, que tiene efectos contrarios y más fuertes que los de la Serie 1 y 3. La Serie 2 por su parte, tiene efectos vaso-constrictores, inflamatorios y coagulantes. El problema es que este tipo de efectos en nuestro organismo compromete la salud cerebro y cardiovascular.

La dieta que llevamos en la actualidad, es muy rica en aceites Omega 6, que son buenos para la salud si se consumen en la medida correcta, por el contrario, si se encuentran en una gran cantidad en nuestra dieta pueden incrementar enfermedades cardiacas e incluso depresivas.

La importancia de la proporción de Omega 3 y Omega 6

No porque estas grasas son catalogadas como esenciales vamos a correr a buscar productos que las contengan para consumir todo lo que más podamos. La real clave para mantener los beneficios positivos de los ácidos grasos esenciales, es consumir la correcta proporción de Omega 6 con respecto al Omega 3.

La dieta tradicional occidental, es rica en grasas animales y vegetales, promueve el consumo excesivo de Omega 6 y muy bajo de Omega 3. Estudios demuestran que fácilmente puedes consumir sin saberlo, 10 veces más de Omega 6 que de Omega 3. Y si estás muy acostumbrado a consumir grasas de frituras, mayonesa, mantequillas, aceites vegetales (maravilla) y productos de origen animal, podrías estar consumiendo hasta 30 veces más de Omega 6 que de Omega 3.  ¡Este tipo de consumo es perjudicial para nuestra salud!. Esto ocurre básicamente porque estas dos grasas esenciales comparten la misma ruta metabólica en el organismo y el Omega 6 tiene efectos más fuertes que el Omega 3, lo que hace inhibir totalmente la producción de Prostanoides Serie 1 y 3 (las buenas).

La proporción correcta de Omega 3 y Omega 6

Diferentes estudios aseguran que la correcta proporción entre estos dos ácidos grasos es la fuente para mantener los efectos positivos en nuestro organismo. La proporción que buscamos es consumir 4 veces más de Omega 6 que de Omega 3 (4:1), esta cantidad promueve de forma significativa los Prostanoides buenos. Incluso, si se baja aún más el consumo de Omega 6 y se aumenta el de Omega 3 en proporción 2:1 o incluso 1:1 (igual e igual), los beneficios serían aun mayores.

En el siguiente artículo te enseñare con consejos prácticos a poder consumir en la proporción adecuada de ácidos grasos esenciales, pero sobre todo de la fuente correcta de alimentos. ¡Además, aprovecharé de derribar varios mitos!.


Artículos Relacionados
4 Comentarios
Comentario de Adrian
Lo escribió el 26 marzo 2013 a las 10:04 am

Creo que hubieron 2 errores no-intencionales en el texto:

-En los beneficios de consumir acidos grasos escenciales dice “Disminuye el colesterol bueno y aumenta el colesterol malo” cuando debería ser al revés -> Disminuye el malo y aumenta el bueno.

-Donde dice “Omega 9 (grasa monosaturada no esencial)” mientras que en wiki sobre el Omega 9 dice; “ácido graso monoinsaturado” en lugar de saturada…

¡Muy interesante, gracias! Entro al portal todos los días y cada vez que veo que publicaron un artículo nuevo me produce mucha satisfacción.

Comentario de Yury Sepulveda
Lo escribió el 26 marzo 2013 a las 12:17 pm

Totalmente correcta tus anotaciones Adrian, nos alegra que haya personas como tu que nos lean y nos puedan hacer aportes a lo que escribimos. Por su puesto los errores fueron no intencionales, de tipeo. Ya están corregidos. Saludos y suerte!

Comentario de Jose
Lo escribió el 30 marzo 2013 a las 4:31 pm

Estimado Yury:
En el artículo hablas de que muchos profesionales de la salud recomiendan consumir pescados como fuente de Omega 3, específicamente de EPA y DHA, pero que tú no estàs totalmente de acuerdo, ya que los productos de origen animal, como los pescados, contienen proteínas ácidas que son beneficiosas para nuestra salud…

Evidentemente hay un error de tipeo, por lo cual, respetuosamente me permito preguntar:

Estás totalmente de acuerdo y esas proteínas ácidas son beneficiosas?

O no estás totalmente de acuerdo y esas proteínas ácidas son dañinas?

Nuevamente gracias por tan valiosa información.

Comentario de Yury Sepulveda
Lo escribió el 31 marzo 2013 a las 3:23 pm

Jose, claro fue un error de tipeo, pero lo modifiqué para que quedara más claro. Muchas gracias por tu acotación! Saludos y suerte!

Escribe tu Comentario