Todo sobre las Grasas – Necesaria en nuestra dieta calórica – Parte 2

En el artículo anterior expliqué la importancia de la grasa en nuestro organismo como fuente de energía. Pero si ya leíste nuestros otros artículos, sabrás que nuestro método se rige por “Las 3 leyes del Cuerpo“, y la segunda ley se trata de “La reserva de energía“, en la que dice que absolutamente todo macronutriente, que no es utilizado al momento, se almacena en forma de grasa. Lamentablemente para nuestros fines estéticos es así, nuestro cuerpo siempre trata de almacenar grasa.

Bien, entonces la pregunta es: ¿Por qué si siempre tendré grasa independiente de lo que coma, más encima tengo que incluir grasa en mi dieta?. ¡En este artículo te daré la respuesta!. Te adelanto que es de suma importancia incluir grasa en tu dieta y hay muchas razones para ello. Antes de ver estos puntos, quiero dejar en claro algo y es importante que lo entiendas:

Otro engaño de la industria: Los alimentos sin grasas

Quiero ser categórico y directo: la industria siempre tratará de vender a toda costa y la gran herramienta que tiene es aprovecharse de la ignorancia de sus posibles consumidores. Aun que suene mal, esto es así. Y el método para Adelgazar Rápido, no sólo quiere enseñarte a hacer las cosas bien, sino que también a poder identificar estos posibles trucos en que te tratan de vender “gato por liebre”.

Cuantas veces has visto productos o alimentos que dicen: “0% grasa”, “libre de grasa”, “grasas reducidas”, etc. Estos productos lo que te hacen creer es básicamente que la grasa es mala y su producto como no tiene grasa es mejor. Claro, probablemente puede que tenga menos calorías, pero de estos productos se desprende un gran problema: si no tienen grasa, ¿entonces qué tiene?: carbohidratos y proteínas. Y si miras la información nutricional, te aseguro que tendrá muy pocas proteínas (son mayormente caras). Por lo que finalmente, este producto sin grasa, se transforma en consumir únicamente carbohidratos (azúcar). Peor aún, te puedo asegurar también, que son carbohidratos simples o refinados. ¡De los cuales tenemos que alejarnos!.

Un producto “0% grasa”, podría ser incluso un producto 100% azúcar refinado, lo cual nos haría subir la insulina por las nubes. Que es peor que consumir un producto con sólo un poco de grasa. Un producto “0% grasa”, no es sinónimo de un producto sano. ¡Al contrario! como te explicaré a continuación podría ser incluso peor.

Las grasas no son malas, lo que es muy malo, es que la industria las haya catalogado como la causante de la obesidad y por eso nos tratan de vender productos sin grasa. Veamos la importancia de la grasa en nuestra dieta:

La base son las calorías, no las grasas

Hay una gran razón por la cual comencé explicando todo el método de contar las calorías y enseñar a calcular tu requerimiento diario: la base de nuestra dieta serán las calorías. Por consiguiente, no quiero apuntar con el dedo a un macronutriente en particular y tirarle las mil maldiciones por ser el causante de nuestros problemas estéticos. Habiendo dicho esto, es importante que hilemos más fino y hagamos una buena elección de macronutrientes para maximizar nuestros resultados. Este será un primer apronte para ejemplificar lo que te diré, pero lo explicaremos más en detalle luego de estos artículos de análisis de los macronutrientes:

Como ejemplo, la Señora Marta (recordemos este artículo), está con una rutina de ejercicios diarias y calculó que necesita 1900 Kcal para quemar grasa. Entonces dice: “¡BIEN! Haré mi dieta con estas calorías pero no quiero consumir grasa, ya que la grasa es mala y me tiene así”. La Señora Marta, entonces comienza a escoger productos que no tienen casi nada o nada de grasa, y comienza a calcular las calorías según la información nutricional. Al finalizar su cálculo se da cuenta de algo, y es que para las 1900 Kcal, ¡el volumen de comida es MUCHO!. Equivale a casi medio kilo de alimento al día. Peor aún, la Señora Marta, no se ha dado cuenta, que gran parte de este alimento son carbohidratos e incluso muchos refinados.

Lamentablemente para la Señora Marta, esta dieta será un fracaso: independiente que tenga las calorías adecuadas, la elección de macronutrientes es erronea. Al no incluir grasa en tu dieta, inevitablemente hay que llegar a las calorías con otros macronutrientes y el problema de esto, es que las proteínas y carbohidratos, tienen una menor carga calórica (recuerda las equivalencias), por lo que 1 g de proteínas y carbohidratos, equivalen a sólo 4 Kcal, mientras que 1 g de grasa equivalen a 9 Kcal.

Entonces, la solución es simple: agregar un porcentaje de grasa en la dieta es bueno, para complementar las calorías y no aumentar el volumen de alimento. Para ejemplo de las 1900 Kcal, si un 30% (570 Kcal) de ellas fuera grasa ya tendríamos una equivalencia de sólo 63 g de grasa, que restaríamos del total de gramos totales de carbohidratos.

Estoy complicando esto un poco, voy a ejemplificarlo mejor:

Dieta de 1900 Kcal sin grasa

  • Grasas: 0%
  • Cabohidratos: 80% = 1520 Kcal = 380 g
  • Proteínas: 20% = 380 Kcal = 95 g
  • Cantidad total en gramos: 475 g

Dieta de 1900 Kcal con un 30% de grasa

  • Grasas: 30% = 570 Kcal = 63 g
  • Cabohidratos: 50% = 950 Kcal = 238 g
  • Proteínas: 20% = 380 Kcal = 95 g
  • Cantidad total en gramos: 396 g

Analicemos estos resultados:

  • En la primera dieta sin grasa, casi un 80% son carbohidratos.
  • El total son 475 g de proteínas + carbohidratos, equivalentes a 1900 Kcal (operación: 4 x 475)
  • En la segunda dieta con un 30% de grasa, se baja la cantidad de carbohidratos a un 50%.
  • Esto se logra, ya que a total de calorías, hay que restar el porcentaje de grasa.
  • Mejor aún: como la grasa aporta más energía por gramo (1g de grasa equivale a 9 Kcal), 570 Kcal equivalen a 63 g.
  • Por lo tanto, el consumo total en gramos de alimento de la segunda dieta baja a 396 g (de grasas + proteínas + carbohidratos) y no, 475 g de la primera dieta (sólo de proteínas + carbohidratos).
  • La dieta con grasa, incluso logrando la misma cantidad de calorías finales 1900 Kcal, es una dieta más balanceada, con menor cantidad de gramos totales, por lo que no recargarás de más el sistema digestivo y contiene 158 g menos de cabrohidratos.

Este ejemplo, demuestra que un poco de grasa en la dieta, nos ayuda a lograr de forma más realista, los cálculos calóricos totales. Pero esto no es todo, en el siguiente artículo, te enseñare que la grasa juega un rol fundamental la digestión y metabolismo de todos los alimentos, contribuyendo al éxito o fracaso de nuestros logros, según como lo manejemos.


Artículos Relacionados
Escribe tu Comentario