Desmintiendo el engaño de la industria: «Transformar la Grasa en Músculo»

Desmintiendo el engaño de la industria: Transformar la grasa en músculoTransformar la grasa en músculo... ¿Es posible?. Esta idea siempre me llamó la atención. Hace bastantes años, cuando yo no tenía idea de estos temas, recuerdo haber conversado con un amigo que estaba con kilos de más y que en ese tiempo comenzó a ir al gimnasio para buscar «un sólo objetivo»: transformar sus kilos de grasa extra en músculo. Cuando me dijo eso, yo le pregunté ¡si esto era realmente posible!. A lo que me contestó: «¡Pero claro!, ¿sino cómo crees que puedes subir la masa muscular? El músculo aumenta con grasa, por lo que primero debes subir la grasa para luego transformarla en músculo».

Recuerdo ese momento en que realmente pensé que tenía lógica lo que decía. Ahora que entiendo un poco más de este tema, simplemente suelto una carcajada cada vez que me acuerdo de esa conversación. Y es que es «perder grasa y ganar músculo al mismo tiempo» es físicamente imposible. Más aun, transformar o convertir los kilos de grasa extra en masa muscular está por LEJOS erróneo. Lo peor es que hoy en día veo tantos productos, dietas y gente que habla con tanta seguridad que de forma casi inconsciente te lo vas creyendo.

De hecho he conocido mucha gente que me asegura que ha perdido grasa y aumentado músculo. Bien, refinemos un poco más el asunto: si, es posible, pero en baja cantidad. Es relativamente común ver una reducción de grasa con un poco de ganancia muscular, a la vez que puede existir un aumento de masa muscular con una leve pérdida de grasa. Pero por favor, no esperes perder grandes cantidades de grasa y aumentar mucha masa muscular al mismo tiempo.

He visto muchas fotos en internet de «transformaciones», donde se muestra a gente realmente obesa y en la siguiente imagen aparecen con una gran musculatura y muy definidos. ¡Muy bien por ellos! Pero si te fijas bien, detrás de toda esa grasa hay una gran masa muscular, lo que indica que ya han pasado gran parte de su tiempo en un período de ganancia de masa muscular. Lo único que están haciendo es mostrar cómo puedes quemar la grasa y definir. Y lo hacen así, precisamente para hacer publicidad a algún tipo de producto, rutina o que se yo. Pero esto está bien, te demuestra que si puedes perder kilos y kilos de grasa, hasta verte realmente bien, siempre y cuando tengas una buena estructura muscular debajo de toda esa grasa.

Seamos francos, cada quien que se mire al espejo, crea una imagen mental de cómo le gustaría verse mejor. Esto es muy bueno, es un gran paso ya que obliga a establecer un objetivo. Y si te imaginas ahora mismo que algún día alcanzarás a tener una buena estructura muscular con muy poca grasa para lucirla, déjame explicarte que esto no se logra en UN sólo paso.

Esperé este momento para tocar este tema, ya que como te expliqué una dieta para adelgazar y quemar grasa, se contrapone de forma totalmente opuesta a una dieta para ganar peso y aumentar musculatura. Simplemente por el hecho que para quemar grasa debes tener un déficit calórico y para aumentar musculatura debes tener un exceso calórico.

Entonces si los dos objetivos son incompatibles, ¿cómo se logran buenos resultados?. La respuesta es simple: una cosa a la vez. Debes enfocar todo tu esfuerzo en lograr un objetivo en concreto: quemar grasa o aumentar musculatura. De esta forma podrás maximizar tus resultados y obtenerlos en menor tiempo.

Si quieres comenzar una dieta y rutina para lograr tu objetivo, debes tener la escena actual lo más clara posible:

  • Si tienes un porcentaje de grasa muy alto, te aconsejo sobre todo comenzar a bajarlo, cuando hayas conseguido un nivel aceptable para ti, enfoca todo tu esfuerzo a subir masa muscular para finalmente volver a un régimen para bajar tu porcentaje de grasa.
  • Si tienes un porcentaje de grasa muy bajo, te aconsejo aumentar tu masa muscular enfocándote lo más posible en que no sea acompañado de un aumento de porcentaje de grasa, de esta forma podrás definir muy rápidamente en una segunda etapa.
  • Si tienes un porcentaje de grasa medio/bajo y una baja estructura muscular, es tu elección, pero yo te recomiendo primero pasar un poco de tiempo aumentando tu masa muscular para luego bajar tu porcentaje de grasa.
  • Si tienes un porcentaje de grasa medio/bajo y una gran estructura muscular, de todas maneras debes bajar tu porcentaje de grasa.

Para toda regla hay excepciones

Habiendo dicho esto existen algunos casos en que realmente si existe una ganancia muscular y quema de grasa a la vez:

  1. Personas que consumen «sustancias», esteroides o algún tipo de droga. Y que quede claro, solo lo menciono pero no estoy a favor de este tipo de elementos y menos te incito a que lo hagas.
  2. Personas con memoria muscular, las cuales han hecho ejercicio desde pequeños y por gran parte de su vida, los cuales les es muy fácil retomar y adquirir una buena forma, incluso si han pasado largo tiempo sin hacer algún tipo de actividad física.
  3. Personas con una alta respuesta al entrenamiento, precisamente por la falta de actividad, cuando se comienza una dieta/rutina el cuerpo responderá rápidamente por un periodo de tiempo.
  4. Personas que tienen una genética predispuesta a aumentar masa muscular.

Si te encuentras dentro del 99% del «estándar normal» y no usas ningún tipo de drogas, tendrás que hacer lo que te recomendé y definir una meta en específico. Siempre podrás tener mejores resultados si actúas con paciencia y entendiendo realmente lo que pasa en tu cuerpo.


Artículos Relacionados
1 Comentario
Comentario de Jose Miguel Bavaresco
Lo escribió el 21 octubre 2014 a las 9:58 am

Excelentes los articulos felicitaciones

Escribe tu Comentario